viernes, 18 de noviembre de 2016

Potencia térmica y rendimiento

IMAR0108
En este libro hemos encontrado unas nociones básicas de refrigeración para aclarar conceptos como potencia térmica y rendimiento, todo relacionado con la EFICIENCIA ENERGÉTICA.
Potencia térmica (calorífica y frigorífica)

La rapidez con que el calor pasa de cuerpos calientes a fríos se llama velocidad de transferencia de calor, y se define como el calor por unidad de tiempo.
Las unidades de potencia térmica son calor por unidad de tiempo kJ/s (kW). También se utiliza la kilocaloría/hora (kcal/h) o frigoría.
La frigoría no es una unidad reconocida, sino un término que sustituye a la kcal/h para dar a entender que se está trabajando con sistemas donde se pretende reducir la temperatura:
1 kW = 1.000 W = 860 kcal/h
Ejemplo
Un compresor frigorífico tiene una capacidad de 25 kW.
Si queremos averiguar la capacidad de dicho compresor en unidades de kcal/h tenemos que:
Si 1 kW es igual a 860 kcal/h

(25 kW)·(860 kcal/h/kW) = 21.500 kcal/h

Rendimiento o eficiencia energética
Las máquinas no pueden transformar íntegramente la energía que reciben en trabajo útil, ya que una parte de la energía es absorbida por la misma máquina durante el proceso de transformación.
Por tanto, hay que distinguir entre potencia consumida y potencia útil, que siempre es algo menor.
El rendimiento indica la relación entre la potencia útil y la potencia consumida, es decir entre la producción y el consumo.
rendimiento = producción / consumo = potencia útil/potencia consumida

La diferencia (potencia perdida) entre la potencia útil y la potencia consumida es normalmente disipada en forma de energía térmica (calor):
Pu = Pc – Pp

Ejemplo
Vamos a calcular la potencia consumida de un motor que suministra una potencia de 5 CV (3.680 W) con un rendimiento del 75%.

Si  h = Pu / Pc  tendremos que Pc= Pu/ h
Pc=3680/0,75 = 4906,67 W
Si quisiéramos saber la energía consumida durante por ejemplo 8 horas tendríamos:
Ec=Pc · t = 4906,67 W · 8 h = 39261 Wh = 39,26 kWh

Para saber más... IMAR0108 Montaje y mantenimiento de instalaciones frigoríficas 

Resumen norma UNE 60.670 parte 1

Test de gas instalador categoría B
Estimado lector,

Hemos detectado que en nuestro libro TEST Y EJEMPLOS DE CÁLCULO DEL GAS CATEGORÍA B 3ª edición, el TEST Nº 2 (página 9) dice que trata sobre la UNE 60.670 parte 1 aunque erróneamente solo lo son las 3 primeras preguntas, el resto corresponden a la UNE 437.

Puesto que este libro es complementario al de Normativa de gas categoría B también publicado por nosotros y en él no aparece esta parte de la citada norma UNE hemos creído conveniente poner el resumen de dicha norma a disposición de nuestros lectores.

 Normativa de gas para instalador de gas categoría B
Resumen norma UNE 60.670 parte 1 Instalaciones receptoras de gas suministradas a una presión máxima de operación (MOP) inferioro igual a 5 bar: Generalidades

Objeto y campo de aplicación
Esta parte de la norma tiene por objeto definir y clasificar las instalaciones receptoras, estableciendo sus requisitos generales.

Definición y clasificación de las instalaciones receptoras
Se consideran instalaciones receptoras de gas, aquellas en las que concurran las siguientes circunstancias:
  • Que utilicen un combustible gaseoso incluido en alguna de las familias indicadas en la UNE-EN 437 y en las condiciones de suministro indicadas en la misma.
  • Que la presión máxima de operación (MOP) sea ≤ 5 bar.
  • que estén destinadas a la conexión de aparatos de gas, cualquiera que sea la tipología y aplicación de los mismos (cocción, calefacción, radiación, cogeneración doméstica, ACS, refrigeración, etc.).

No tienen carácter de instalación receptora, los aparatos móviles alimentados por un único envase de GLP de contenido unitario inferior a 15 kg conectado por tubería flexible o acoplado directamente a un solo aparato de gas, así como tampoco los aparatos populares.
No obstante a estos aparatos móviles le son de aplicación las disposiciones de la UNE 60.670 en lo relativo a conexión, ubicación, ventilación y puesta en marcha.
Atendiendo a la forma de suministro del gas a una instalación receptora, se distinguen 3 clases:
  • 1ª Suministradas desde una red de distribución (gas canalizado).
  • 2ª Suministradas desde depósitos de GLP fijos (granel) o envases de carga unitaria superior a 15 kg.
  • 3ª Suministradas desde envases de GLP de carga unitaria inferior a 15 kg.

Las instalaciones receptoras pueden constar en general de tres partes.
  • Acometida interior.
  • Instalación común.
  • Instalación individual.

Requisitos generales de las instalaciones 
El diseño, dimensionado, materiales, elementos accesorios y sistemas de unión que se utilicen en la construcción de una instalación receptora, deben garantizar la adecuada aportación de gas a los aparatos, así como la seguridad en la conducción del gas hasta los mismos.
Los requisitos para el diseño, construcción, ensayo, puesta en servicio, utilización y mantenimiento de las instalaciones receptoras, incluidas en la norma, desarrollan las recomendaciones funcionales de la UNE-EN 1.775.

viernes, 21 de octubre de 2016

Mise en place

Ser un buen profesional de la hostelería también requiere tener presentes varios conceptos...

¿SABÍAS QUE…es en restauración el concepto MISE EN PLACE?

Es una expresión francesa que comprende el conjunto de operaciones que se realizan en un restaurante antes de que llegue el cliente para obtener una buena puesta a punto y preparación del servicio. 
¿? Pero en concreto ¿de qué operaciones estamos hablando?
  • Limpieza del local y mobiliario.
  • Repaso de material: cristalería, cubertería, loza, complementos, carros, otros aparatos.
  • Montaje de mesas: a la carta, menú concertado.
  • Montaje de aparadores.
  • Colocación de elementos decorativos.
  • Preparación de cartas y coordinación con cocina: recomendaciones, composición de los platos, elaboración de los platos.
  • Distribución del trabajo.
  • Peticiones de suministro:  bodega, lencería, cocina.
Todo esto y más en el certificado de profesionalidad HOTR0208 Operaciones básicas de restaurante y bar

 HOTR0208 Operaciones básicas de restaurante y bar

miércoles, 19 de octubre de 2016

Nueva Ley de procedimiento administrativo

SABÍAS QUE...

El día 2 de octubre del presente año, entró en vigor la Ley 39/2015, de 1 de octubre del procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, que fue publicada el 2 de octubre del 2015, y que sustituye a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.


Algunas de las novedades más destacables son:

1. Incorpora el uso de los medios electrónicos en todas las fases del procedimiento administrativo estableciendo la regulación del uso de estos medios en las relaciones que tengan los ciudadanos con las administraciones públicas y en las relaciones entre administraciones (regulando la identificación y firma electrónica, el registro de apoderamientos, el registro y archivo electrónico de las administraciones, el expediente electrónico y las notificaciones electrónicas, entre otros). 
NOTA: Hay que destacar que determinadas previsiones relacionadas con la implantación de estos medios electrónicos no entrarán en vigor hasta el 2 de octubre del año 2018.

2. En el cómputo de plazos, introduce como novedad el cómputo por horas y los sábados como días inhábiles.

3. También hay novedades respecto a la práctica de la notificación en papel y el doble intento, en materia de silencio administrativo, en los supuestos de invalidez de los actos administrativos o en la ejecutividad de las resoluciones sancionadoras, aplicando reducciones por pronto pago o por asunciones de responsabilidad.

Todos estos aspectos y más puedes encontrar en:

 MF0988 Gestión de documentación jurídica y empresarial

miércoles, 13 de julio de 2016

Quiero ser instalador de gas categoría B

La profesión del instalador de gas categoría B está regulada por el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos que dice que una de las vías para serlo es obtener un Certificado de Profesionalidad.
En este contexto nace este certificado que cumple con lo indicado para capacitar a quien lo obtenga como INSTALADOR DE GAS DE CATEGORÍA B.








lunes, 6 de junio de 2016

ADGG0210 CREACIÓN Y GESTIÓN DE MICROEMPRESAS

ADGG0210 Creación y gestión de microempresas

Tenemos una idea y queremos desarrollarla… ¡queremos emprender y crear una empresa!


¿Por dónde empiezo? 
¿Qué tengo que saber?
 ¿Qué necesito? 
¿Plan de negocio?



Crear una microempresa o pequeño negocio tiene multitud de aspectos que debemos tener en cuenta. A continuación comentaremos tan solo algunos de todos estos conceptos que todo emprendedor tiene que manejar 
conceptos emprendedor


Constitución jurídica

Existen muchos tipos de empresas o sociedades mercantiles: empresario individual o autónomo, sociedad colectiva, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad limitada, sociedad anónima, sociedad comanditaria, sociedad laboral, sociedad cooperativa, etc. Todas ellas tienen unas exigencias legales, fiscales, responsabilidad frente a terceros y capital social, etc. deteterminadas.



Organización de los recursos 

Para el funcionamiento de toda empresa harán falta toda una serie de recursos que hay que gestionar. Pueden ser recursos materiales o humanos.

La empresa, aunque sea pequeña, necesita unos sistemas que la hagan funcionar dentro de unos parámetros preestablecidos para optimizar todos los recursos disponibles.

Los recursos materiales que utiliza una empresa y que debe adquirir en el mercado son las materias primas, energía, inmuebles, equipos informáticos, maquinaria y herramientas necesarias, así como elementos de apoyo: oficinas, mobiliario o equipos informáticos.

Junto a estos recursos existen los recursos no materiales, que también son de gran importancia para la empresa. Son los clientes, la competencia, el conocimiento de la actividad y los mercados, la reputación, la imagen, las relaciones establecidas con los clientes, proveedores, etc.

Planificación económico-financiera



La definición de presupuesto indica que es el plan de acción que formula políticas de gestión, concreta programas y asigna recursos, incluyendo en términos monetarios el contenido del plan.El presupuesto cuenta con las siguientes características:
  • Es una previsión, es decir una estimación de los gastos y los ingresos para un periodo de tiempo determinado. 
  • Supone el reflejo de un equilibrio contable entre ingresos y gastos. 
  • El presupuesto se expresa contablemente en partidas de ingresos y de gastos.

Marketing

El plan de marketing es un documento que ofrece una visión general del plan de negocio de la pequeña empresa. En este documento se especifican: 

  • Objetivos
  • Medios a emplear
  • Acciones a acometer
También se reflejan las acciones sucesivas a llevar a cabo para la consecución de los objetivos.


El marketing se basa en cuatro elementos básicos:
  • Producto
  • Precio
  • Promoción
  • Distribución
Además lo complica todo el hecho de que estos elementos, aunque comunes en todos los mercados, no aparecerán de la misma forma en los distintos tipos que hay.

Plan de negocio

El plan de negocio constituye el plan de actuación de la organización en el futuro. Los apartados que suele contener son los siguientes: 

  • Resumen ejecutivo: aspectos más importantes del plan de negocio, que no debe sobrepasar los dos folios. Se recomienda realizarlo cuando se ha desarrollado todo el plan. 
  • Descripción del producto y valor distintivo: explicación detallada del concepto de negocio y las características del producto o servicio a ofrecer. Debe ser el inicio del plan. 
  • Mercado potencial: descripción del mercado, tamaño de mercado (volumen de ventas, rentabilidad, etc.), grado de consolidación del sector, factores clave de éxito de este mercado, evolución y crecimiento, tendencias, etc.
  • Competencia: descripción de las barreras de entrada y las actuaciones de los agentes que ofrecen productos parecidos en el mismo mercado. 
  • Modelo de negocio y plan financiero: se detallan todas las líneas de ingresos posibles. El plan financiero debe estar detallado para los primeros dos años (mensual o trimestral), y posteriormente anual. Las cifras deben ser realistas.
Aprovisionamiento de existencias

Las empresas deben contar en todo momento con los bienes necesarios para llevar a cabo su actividad y hacer frente a los pedidos de los clientes. La organización no puede permitirse que un bien necesario para su actividad escasee y obstaculice o no permita un funcionamiento normal de la actividad propia.
La función de aprovisionamiento tiene que ser eficaz y eficiente para conseguir que el producto o servicio esté disponible en el momento oportuno y para que el coste sea el menor posible.

Planificación comercial
Una empresa depende de su actividad comercial, ya que es su forma de adquirir los recursos económicos necesarios para cumplir con sus objetivos y poder continuar su actividad en el mercado. Los distintos elementos para poder realizar una planificación de la actividad comercial de un pequeño negocio se pueden resumir en el estudio de:
  • Las líneas de tendencia del mercado.
  • La identificación de las fuentes de información en la localización de clientes.
  • La competencia potencial: fortalezas, debilidades y técnicas de venta.
  • El estudio comparativo de competencia y nuestro negocio/servicio.
Gestión de la calidad

Dentro de la empresa, las distintas funciones deben realizarse conforme a unos parámetros establecidos que sirvan para que cualquier trabajador pueda realizar su tarea con eficacia y seguridad, independientemente del momento y la función concreta que realice.

El sistema de calidad pretende ordenar y mejorar diversas actividades científicas, industriales o económicas con el fin de ordenarlas y mejorarlas.

Atención al cliente


atención al cliente
Existen muchas formas de dirigirse a los clientes. Cada empresa, con su estilo y según el tipo de clientes a los que se dirige, debe saber la mejor forma de llegar a ellos para incitarlos a contratar o comprar. Por otro lado, también debería realizar un seguimiento de la evolución del producto desde que lo adquirió el cliente. No hay que olvidar que el servicio de postventa tiene gran importancia en la relación entre la empresa y un cliente. La confianza que genera el interés de un comercio una vez que ha vendido el producto y muestra interés por los posibles problemas o dudas que ha podido generar, suele tener un reconocimiento entre los clientes.

Técnicas de venta

Existen diversos canales de venta que hay que conocer para realizar el procedimiento correcto para conseguir el cierre de las operaciones de venta. Así, no es lo mismo la venta directa en un comercio físico, que la venta a través de comercio eléctrico, el telemarketing, la venta por catálogo, en ferias, etc.

En algunos casos se podrá hacer de manera directa y, en otros, serán necesarias distintas herramientas para llegar al cliente, mostrarle o explicarle el producto o servicio y concluir la venta.

Gestión comercial

Este tipo de gestión también tiene todo un proceso documental que hay que conocer y aplicar correctamente. Así, existen una serie de documentos básicos como son:
  • La ficha del cliente
  • Documento de pedido
  • Albarán
  • Factura
  • Recibo

Financiación

Las empresas pequeñas, por lo general necesitan dinero para iniciar su actividad o durante el desarrollo de la misma. Es fundamental que la empresa en todo momento cuente con liquidez, para ello puede acudir a los distintos productos financieros existentes en el mercado.

Algunos ejemplos son: préstamos, crédito comercial, leasing, renting, factoring, forfaiting, créditos oficiales, etc.

Además de todas estas posibilidades las empresas pueden acudir a otras fuentes de financiación como los denominados business angels, las sociedades de capital riesgo, etc.

Medios de cobro y pago


Para gestionar convenientemente nuestra microempresa tendremos que conocer los distintos documentos físicos de cobro y pago, así como sus características y ventajas.

Así por ejemplo, debemos saber que además del pago con dinero en efectivo, existen otros instrumentos que pueden realizarse en diversas situaciones (cheque, pagaré y letra de cambio).

Por otro lado, la existencia de aplazamientos y distintas formas de pago, hace que sea necesaria una gestión de los cobros para ordenar los movimientos de tesorería y tener una contabilidad ordenada. Hay que estar pendiente de vencimientos y de los distintos títulos de los que dispone la organización para hacerlos efectivos.

Gestión de tesorería
Gestión de tesorería
 
Anteriormente se ha mencionado la importancia de realizar una gestión eficiente de la tesorería que permita tener liquidez en los momentos en los que la organización tiene que hacer frente a alguna obligación de pago.

Para evitar fallos de gestión, las empresas tienen que utilizar el presupuesto de tesorería que avisará de las carencias en la gestión empresarial, lo que constituye un mecanismo de control presupuestario.

La gestión de tesorería supone una mirada al futuro, mediante una visión dinámica de las previsiones del dinero disponible. La contabilidad, por otro lado, supone una constancia de lo que ha ocurrido en en el pasado. Es una visión estática del pasado.

Así, en un presupuesto, el origen de los flujos de tesorería pueden ser los siguientes:

  • Operaciones de venta. Son los movimientos de caja producidos por la actividad normal de la organización. Abarca los clientes que han de pagar en los plazos estipulados más los impagados. 
  • Operaciones de inversión. Las inversiones que realiza una empresa producen salidas y entradas de dinero.
  • Producción. Se parte del presupuesto de ventas conteniendo gastos de mantenimiento y gastos de suministros. El importe de ambos variará según el ritmo de producción. 
  • Gastos generales. Se refiere a todos los gastos normales e ineludibles relacionados con la administración, mantenimiento, etc. 
  • Compras. Contiene los pagos a los que la organización se obliga para obtener elementos necesarios para su desarrollo durante un periodo determinado. 
  • Recursos humanos. Contiene los gastos que se reflejan en la nómina de los trabajadores (salario, retenciones de IRPF, cotizaciones a la Seguridad Social, etc.)

Gestión contable, fiscal y laboral

Las empresas tienen una serie de obligaciones que deben llevar en paralelo a su actividad normal, son las obligaciones laborales, fiscales y contables.

En lo que a las obligaciones contables se refiere, tanto personas físicas (empresario individual) como personas jurídicas (sociedades) deben llevar la contabilidad y presentar los libros en los registros. Es importante que la empresa elija la forma jurídica adecuada, lo que en parte, determinará las obligaciones contables que ha de cumplir.

La obligación fiscal parte de que cualquier empresa, como cualquier ciudadano, tiene unas series de obligaciones para el sostenimiento de las arcas públicas. Aunque la empresa sea de pequeñas dimensiones, es imprescindible contar con los conocimientos oportunos que permitan conocer y cumplir con las obligaciones tributarias requeridas.

Las personas físicas y jurídicas deben conocer y cumplir con la hacienda estatal (Agencia Tributaria), las haciendas autonómicas y las haciendas locales.

Todo contribuyente, sea persona física o jurídica, conocerá los plazos legales establecidos en los que debe hacer frente a sus obligaciones tributarias mediante la presentación de los modelos correspondientes y, de proceder, los ingresos oportunos a favor de la administración tributaria.

En este caso también la forma jurídica elegida determinará las distintas obligaciones tributarias de la sociedad o del profesional autónomo en el caso de haberse elegido esta figura.

Otro aspecto importante que debe tener en consideración una organización, es la normativa laboral que debe cumplir en relación con las contrataciones por cuenta ajena que puedan realizar.

En la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) hay que solicitar la inscripción de la empresa, lo que se traduce en un número para su identificación en alguno de los regímenes de la Seguridad Social. Realizada la inscripción, la empresa puede gestiona
r la afiliación de sus trabajadores a la Seguridad Social, sus altas y bajas, variaciones en los contratos, tramitar las cotizaciones, y todas las gestiones relacionadas con los trabajadores.

Prevención de riesgos laborales

Por último, un emprendedor debe tener muy presente la gestión de la prevención de riesgos laborales en pequeños negocios.

Esto significa aplicar técnicas de evaluación de riesgos laborales que estén vinculadas a las condiciones de seguridad y salud generales y específicas de pequeños negocios, teniendo en cuenta la naturaleza y actividad del negocio. 
 libros para ADGG0210 Creación y gestión de microempresas
 

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Actualización de reglamentos técnicos y normas UNE

Es habitual que en el redactado de los reglamentos de tipo técnico como el RITE o el Reglamento de gas se citen normas UNE. En estos casos, cuando AENOR publica nuevas actualizaciones de esas normas UNE en años posteriores a la publicación del reglamento ¿qué pasa con el cumplimiento de este reglamento? ¿sólo por existir una nueva edición de la norma UNE ya no es válida la anterior?


La respuesta es diferente según el reglamento del que estemos hablando. Vamos a analizar algunos ejemplos:

REGLAMENTO GAS (RD 919/2006 que aprueba el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos)

Artículo 12. Normas

1. Las ITCs podrán prescribir el cumplimiento de normas (normas UNE u otras), de manera total o parcial, a fin de facilitar la adaptación al estado de la técnica en cada momento. Dicha referencia se realizará sin indicar el año de edición de las normas en cuestión.

En la ITC-ICG 11 se recogerá el listado de todas las normas citadas en el texto de las Instrucciones, identificadas por sus títulos y numeración, la cual incluirá el año de edición.

2. Cuando una o varias normas sean objeto de revisión, deberán ser objeto de actualización en el listado de normas, mediante resolución del órgano directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en la que deberá hacerse constar la fecha a partir de la cual la utilización de la nueva edición de la norma será válida y la fecha a partir de la cual la utilización de la antigua edición de la norma dejará de serlo, a efectos reglamentarios. Para ello, el citado órgano directivo deberá examinar anualmente las normas que hayan sido publicadas durante el último año y modificar, si procede, la ITC-ICG 11. A falta de la resolución expresa anterior, se entenderá que cumple las condiciones reglamentarias la edición de la norma posterior a la que figure en el listado de normas, siempre que la misma no modifique criterios básicos y se limite a actualizar ensayos o incremente la seguridad intrínseca del material correspondiente.

Por lo tanto, hasta que no se modifique el reglamento y se actualice la citada ITC-ICG 11, no entra en vigor la obligatoriedad de utilizar una nueva versión de norma UNE.

Este es el caso por ejemplo de la famosa norma UNE 60670 de la que se han actualizado sus 13 partes a principios de este año. Sin embargo, la actualización del Reglamento no se ha publicado hasta el mes de julio donde aparece la obligatoriedad de cambiar la versión de la norma UNE a partir del 2 de enero de 2016, conviviendo las dos hasta ese momento.

RITE (RD 1.027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios)

Artículo 5. Remisión a normas

1. Las instrucciones técnicas pueden establecer la aplicación obligatoria, voluntaria, o como simple referencia a normas UNE u otras reconocidas internacionalmente, de manera total o
parcial, a fin de facilitar su adaptación al estado de la técnica en cada momento.

2. Cuando una instrucción técnica haga referencia a una norma determinada, la versión aparecerá especificada, y será esta la que deba ser utilizada, aun existiendo una nueva versión.

3. En el apéndice 2 se recoge el listado de todas las normas de referencia citadas en el texto del RITE, identificadas por su título, numeración y año de edición.

Por lo tanto, hasta que no se modifique el reglamento y se actualice el citado apéndice 2, no entra en vigor la obligatoriedad de utilizar una nueva versión de norma UNE.

REBT (RD 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión)

Artículo 26. Normas de referencia

1. Las instrucciones técnicas complementarias podrán establecer la aplicación de normas UNE u otras reconocidas internacionalmente, de manera total o parcial, a fin de facilitar la adaptación al estado de la técnica en cada momento.
Dicha referencia se realizará, por regla general, sin indicar el año de edición de las normas en cuestión.
En la correspondiente instrucción técnica complementaria se recogerá el listado de todas las normas citadas en el texto de las instrucciones, identificadas por sus títulos y numeración, la cual incluirá el año de edición.

2. Cuando una o varias normas varíen su año de edición, o se editen modificaciones posteriores a las mismas, deberán ser objeto de actualización en el listado de normas, mediante resolución del centro directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en la que deberá hacerse constar la fecha a partir de la cual la utilización de la nueva edición de la norma será válida y la fecha a partir de la cual la utilización de la antigua edición de la norma dejará de serlo, a efectos reglamentarios.  A falta de resolución expresa, se entenderá que también cumple las condiciones reglamentarias la edición de la norma posterior a la que figure en el listado de normas, siempre que la misma no modifique criterios básicos y se limite a actualizar ensayos o incremente la seguridad intrínseca del material correspondiente.

Por lo tanto, hasta que no se modifique el reglamento y se actualice la ITC-BT 02, no entra en vigor la obligatoriedad de utilizar una nueva versión de norma UNE.

 Observaciones y reflexiones

Si el Reglamento de gas y el REBT dicen lo mismo ¿por qué se han publicado 2 actualizaciones de normas UNE referentes a gas desde el 2006 y ninguna de las UNE de electricidad desde el año 2002?

La principal diferencia entre ambos reglamentos es la manera como están enfocados y redactados. Así, el REBT contiene unas directrices muy claras a seguir por parte del instalador mientras que en el Reglamento de gas son indicaciones más generalistas que necesitan de manera imprescindible de lo que indican las normas UNE. De ahí la importancia de que estén más actualizadas.